21 May 2015

Historia ESINA

La Escuela de Inteligencia Aérea nació en 1998 junto a la creación de la Jefatura de Inteligencia, designada a funcionar dentro de las instalaciones del Comando Aéreo de Transporte Militar en Bogotá D.C.

Durante la década de los años 1990 y subsiguientes, las exigencias en materia de educación y capacitación planteadas con el transcurrir del tiempo y el nuevo contexto nacional, dejaban entrever que todas las instituciones del Estado debían construir una base sólida construida en el aprendizaje y el conocimiento especializado como proceso de continua permanencia, lo que conllevó a que las Fuerzas Militares se especializaran en temas propios relacionados con su rol operativo. Es por esto que la Fuerza Aérea Colombiana, siendo consciente de los cambios e innovaciones que a nivel mundial se producían y se producen en el ámbito de las diversas disciplinas que conforman un conocimiento multidisciplinario propio del área funcional de Inteligencia, se esmeró en buscar herramientas tendientes a mejorar los procesos de capacitación de los integrantes de la institución. Para ello, inició por enviar a la Academia Interamericana de Fuerzas Aéreas en Estados Unidos a un personal de Oficiales y un Suboficial a capacitarse en inteligencia aérea.

Como política de Comando, se determinó que este personal se convirtiera en multiplicador del conocimiento y mediante oficio No. 3252 COFAC-JEMA-DINTE-EMA-3-263 - Directiva Transitoria No. 089 de 1995, tomado como soporte, se establecen las bases sólidas para el planeamiento y ejecución del primer curso de Inteligencia Aérea en la Institución.

Para el cumplimiento de esta disposición se utilizaron las instalaciones del Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM) a fin de desarrollar el curso durante el lapso comprendido del 17 de octubre al 28 de diciembre de 1995, siendo el propósito permanente el de entrenar, adiestrar y capacitar al personal de oficiales en procedimientos y actividades propias de la Inteligencia Aérea.

Es así como, en esa ocasión se prepararon 12 oficiales, lo que determinaba una cantidad elevada, si se considera que para la época solamente se lograba capacitar anualmente en inteligencia a 5 oficiales o suboficiales en la Escuela del Ejército Nacional.

Previo a este curso, la única alternativa que tenía la Fuerza Aérea para capacitar en inteligencia a su personal era la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia BG. RICARDO CHARRY SOLANO, con la desventaja que la capacitación se obtenía bajo doctrina Ejército y fundamentada en Inteligencia de Combate, con lo que la Inteligencia Estratégica y especialmente Aérea, era un tema completamente desconocido en la Fuerza Aérea Colombiana.

Pasados tres años, es decir para el año 1998, el Comando de la Fuerza Aérea consciente de la importancia de elevar el nivel profesional y la capacitación del personal de oficiales y suboficiales de la Institución, decidió implementar un programa de instrucción y entrenamiento encaminado a fortalecer la actividad de inteligencia y contrainteligencia en apoyo a la seguridad y al planeamiento de operaciones militares y/o aéreas, contra los grupos al margen de la ley que atentaban y ponían en peligro la Seguridad Institucional.

Con esta alternativa se buscaba responder a las exigencias y necesidades de la Fuerza en materia de Inteligencia Militar Aérea e Inteligencia de Combate.

Este programa de instrucción y entrenamiento fue fundamentado en el oficio No. 2633 COFAC-JEMA-JIE-EMA-3-355 - Directiva Permanente No. 055 de 1998, donde se impartieron instrucciones y fijaron criterios de carácter permanente referentes al planeamiento, organización, dirección, control y evaluación de la instrucción y entrenamiento que se brindaría al personal de oficiales y suboficiales que integraran los diferentes cursos básicos de Inteligencia Militar Aérea. Para ello, se dispuso que la dirección del curso la ejerciera la Dirección de Inteligencia Terrestre, con el apoyo fundamental de la entonces Jefatura de Infantería de Aviación, hoy Jefatura de Seguridad, quienes proporcionaron el recurso humano necesario para desempeñarse como instructores de este primer curso básico a realizarse del 14 de septiembre al 11 de diciembre de 1998.

Aún con la estructuración y ejecución de este curso, la Escuela de Inteligencia como tal no existía, sino que era simplemente un curso de inteligencia que se dictaba y que era coordinado por un oficial de la Dirección de Inteligencia Terrestre – DINTE - que para el momento junto con la Dirección de Contrainteligencia –DICIN -, dependían de la Jefatura de Infantería de Aviación, y no contaba con el recurso humano necesario para suplir todas las necesidades del ámbito académico que se requerían para tal entonces.

Durante este periodo de transición (agosto/98 – junio/99) en el cual el personal de DINTE y DICIN eran orgánicos de la JIA, se desarrolló el segundo curso básico de Inteligencia Aérea y el seminario taller contable administrativo de Gastos Reservados. Cabe anotar, que para ese entonces tan solo se contaba con una coordinación académica que dependía de la Dirección de Inteligencia Terrestre.

Para el año 1999 en atención a que la Inteligencia se encontraba atomizada, por disposición del Comando de la Fuerza Aérea se dispone recoger de nuevo todos los recursos de inteligencia e inicia el proceso de estructuración y organización de la Jefatura de Inteligencia, a la cual se integran nuevamente la Dirección de Inteligencia Terrestre y la Dirección de Contrainteligencia.

Como consecuencia de esta integración, se plantea la posibilidad de crear la Dirección de Capacitación de Inteligencia Aérea, la cual se ve truncada cuando por disposición del Comando de la Fuerza y ante el crecimiento de la Jefatura de Instrucción y Entrenamiento (posteriormente Jefatura de Educación Aeronáutica), todas las Direcciones relacionadas con capacitación y/o entrenamiento pasan a dicha nueva Jefatura, lo que lleva a que en la TOE No. 4-05-00-01 se cree la “Dirección Escuela de Inteligencia Aérea –ESINA –“

Para el segundo semestre del año 1999 se crea la Dirección de Capacitación, la cual era el resultado de la aplicación de los programas de mejoramiento continuo que buscaba fortalecer la actividad de inteligencia y contrainteligencia en la Fuerza. Para esta fecha, ya se había tomado como referente el primer curso básico de Inteligencia Aérea, donde al ver los excelentes resultados obtenidos, con tan poco recurso humano y material, se logro capacitar a 34 personas distribuidas entre oficiales y suboficiales. En esta etapa de transición, que inicia desde 1999 hasta diciembre de 2001, la Dirección de Capacitación, impartió instrucción a 218 miembros de las Fuerzas Militares, empezando a posicionarse en materia de Inteligencia Aérea a nivel Fuerzas Militares.

En referencia a la Resolución No. 0068 del 31 de enero de 2002, por la cual aprueba la disposición No. 001 del 3 de enero de 2002, proferida por el Comandante General de las Fuerzas Militares, que aprueba la disposición No. 003 del 13 de diciembre de 2001 “por la cual se determina la Organización de la Fuerza Aérea y las tablas de Organización y Equipo (T.O.E.), correspondientes. Es a partir de este momento donde por primera vez se concibe de forma legal la Escuela de Inteligencia Aérea, quedando orgánica de la Jefatura de Inteligencia.